Pues si, como no, la crisis también efecta las excavaciones arqueológicas que se realizan en nuestro país. En verano, una semana antes de empezar, tuvimos que anular la campaña porque nos fallaron dos líneas de subvención y la tercera no estaba disponible. Finalmente la realizamos a mediados de octubre.
El tiempo nos respeto, no hizo calor y pudimos trabajar cómodamente, a pesar de un par de días de lluvia.
Tenemos casi terminada la iglesia y excavamos en la necrópolis donde apareció un largo muro paralelo a la iglesia.
Nos lo pasamos bien y trabajamos un montón, aunque tuvimos que lamentar la acción de algún desaprensivo y poco respetuoso visitante que nos hizo un agujero en una zona sensible del yacimiento.
Os pido, a los que visitais yacimientos que seais respetuosos con el trabajo de los demás. MIRAR PERO NO TOCAR, con eso basta.

Anuncios